Saltar al contenido

Signos de baja testosterona en los hombres

signos de baja testosterona en los hombres

La testosterona es una hormona responsable del desarrollo de las características masculinas en los hombres. Se encuentra en mayores concentraciones en los hombres, pero las mujeres también lo necesitan en pequeñas concentraciones para el correcto funcionamiento del organismo.

En los hombres, la concentración normal de testosterona es de 300 a 1000 nanogramos por decilitro (ng/dl) en la sangre. Esta hormona se produce en los testículos. La secreción de testosterona comienza en la pubertad y continúa durante toda la vida del hombre.

Sin embargo, los estudios demuestran que, a partir de los 30 años, los niveles de testosterona en los hombres comienzan a disminuir debido a factores relacionados con la edad a un ritmo del 1% anual. A la edad de 70 años, la mayoría de los hombres experimentan un descenso de alrededor del 30% en la secreción de la hormona.

Este artículo analiza qué es la testosterona baja y cómo afecta a la vida de los hombres.

photo of man with muscular body
Foto de Pikx By Panther en Pexels.com

Comprender el bajo nivel de testosterona en los hombres

Según los expertos, la testosterona baja en los hombres se define como una concentración de la hormona inferior a 300 nanogramos por decilitro (ng/dl) en la sangre. Las estadísticas muestran que el 2% de los hombres sufren de baja testosterona. Esta condición se considera un problema que afecta a los hombres de mediana edad y mayores. Está causada por una amplia gama de factores, como el envejecimiento, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, las lesiones testiculares graves, el cáncer de testículo, las anomalías genéticas y el funcionamiento anormal de la glándula pituitaria. Además, enfermedades como la diabetes, las infecciones hepáticas y el VIH/SIDA pueden provocar una disminución de la secreción de testosterona en los hombres. Otro factor relacionado con este problema es el efecto de los métodos de tratamiento del cáncer, como la quimioterapia y la radioterapia. Dado el gran número de posibles causas del bajo nivel de testosterona en los hombres, los médicos deben ser meticulosos en sus procedimientos para evitar diagnósticos erróneos.

Síntomas de la falta de testosterona en los hombres

Los hombres con un nivel bajo de testosterona pueden experimentar una amplia gama de síntomas. Entre ellas se encuentran la baja libido y la disfunción eréctil. En algunos casos, los hombres pueden tener dificultades para lograr y mantener la erección. Además, el número de erecciones puede disminuir significativamente en personas con este problema. En algunos casos, puede provocar infertilidad, pérdida severa del cabello, aumento de la grasa corporal, aumento de las mamas y reducción de la masa muscular. Otros síntomas de un nivel bajo de testosterona en los hombres son la dificultad para dormir, la ansiedad, la depresión, el encogimiento de los testículos, los bajos niveles de energía, los estados de ánimo erráticos y los sofocos. Estos problemas pueden repercutir en la vida del paciente, por lo que es importante que quien experimente estos signos busque ayuda profesional lo antes posible. Además, otros problemas de salud pueden presentar cualquiera de estos síntomas, por lo que es necesario realizar un examen exhaustivo.

blue and red superman print tank top shirt
Foto de Pixabay en Pexels.com

Efectos del bajo nivel de testosterona en los hombres

Cada uno de los síntomas de la testosterona baja en los hombres va acompañado de una serie de efectos que, si no se gestionan adecuadamente, pueden causar estragos en la vida del paciente. Por ejemplo, la disfunción eréctil puede afectar a la vida sexual de los pacientes y sus parejas. Esto se debe a que reduce el rendimiento sexual del paciente y su capacidad para satisfacer a su pareja. El paciente también puede sufrir problemas de autoestima si el problema persiste. Del mismo modo, otros síntomas como la caída del cabello, el aumento de las mamas y la pérdida de masa muscular pueden afectar a la imagen que los hombres tienen de sí mismos, provocando ataques de ansiedad o depresión. Los cambios de humor también afectan a las relaciones entre las personas, ya sea en casa o en el trabajo. Esto puede tener un impacto negativo en las relaciones. Estos efectos pueden ser costosos, especialmente cuando los pacientes sufren de infertilidad.

Posibles tratamientos para los pacientes

La buena noticia es que hay varias formas de tratar y controlar los efectos de la baja testosterona en los hombres. Esto incluye el uso de medicamentos prescritos, así como terapias y medios naturales para controlar los efectos de los diversos síntomas. Sin embargo, antes de iniciar cualquier forma de tratamiento, los pacientes deben asegurarse de que se han realizado pruebas exhaustivas, como un análisis de sangre, para determinar los niveles reales de testosterona en su cuerpo. Entre los métodos de tratamiento más comunes se encuentra la terapia de sustitución de testosterona (TRT), que puede administrarse de diversas maneras. Entre ellos se encuentran el uso de geles, inyecciones, comprimidos orales, implantes hormonales y parches cutáneos. Los estudios demuestran que los pacientes empiezan a ver resultados después de 4-6 semanas de tratamiento con TRT. También hay formas naturales en que los pacientes pueden revertir los efectos de la testosterona baja. Entre ellas se encuentran el ejercicio, la pérdida de peso y la alimentación saludable.

Conclusión

La testosterona es una hormona responsable del desarrollo de las características masculinas en los hombres. Mantener un equilibrio saludable de esta hormona es esencial para el funcionamiento óptimo del cuerpo masculino. La concentración de esta hormona en los hombres es de 300 a 1000 nanogramos por decilitro (ng/dl) en la sangre. Si el nivel es inferior a 300 nanogramos por decilitro (ng/dl), se considera que el individuo tiene un nivel bajo de testosterona. Algunos de los signos reveladores de un nivel bajo de testosterona son la disfunción eréctil, los estados de ánimo erráticos, la baja libido, la infertilidad y los bajos niveles de energía, por nombrar algunos. Las principales causas del descenso de la testosterona son el envejecimiento, los efectos de la quimioterapia y la radioterapia, el abuso de drogas, las enfermedades y los daños testiculares. Este problema puede resolverse con una terapia de sustitución de testosterona y con métodos naturales como el ejercicio, la pérdida de peso y una buena dieta.